Home

En pleno Barrio Alto, una de las zonas más transitadas de Lisboa, se encuentra Pharmacia, un restaurante que, nada más acercarte, ya te cautiva con su espectacular jardín.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ubicado en el edificio del Museo de la Farmacia, en el Mirador de Santa Catarina (desde donde las vistas del Tajo son realmente espectaculares) Pharmacia es la conjunción perfecta entre historia y modernidad: un restaurante revolucionario en su idea pero clásico en su forma.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La decoración se inspira en las antiguas boticas. Todo aquí está pensado para que la sensación sea la de estar en una farmacia de mediados del siglo pasado. Las paredes están cubiertas por viejos armarios en los que se exponen desde utensilios de farmacia hasta enormes cajas de medicamentos. También hay viejos gabinetes de farmacia e incluso instrumental médico de la época. Hasta el papel pintado es temático, con pequeños dibujos de tijeras, botes de medicamentos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todos los detalles están cuidados al máximo: el agua se sirve en botellas de jarabe H2O, los cubos para enfriar el hielo están hechos con botiquines de primeros auxilios, la cuenta se sirve en los típicos tarros para muestras de orina… Y hasta los cócteles tienen nombres tan “sugerentes” como Ibuprofeno, Omeprazol o Morphina.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El mobiliario y la vajilla son también un homenaje a la década de los 50 y los 60, con especial protagonismo de las sillas de skay. Aunque, sin duda, la gran protagonista es la camilla que preside el restaurante desde el fondo del local.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mención aparte merece el espectacular jardín en el que también se puede disfrutar de una comida más informal o simplemente de unos cócteles admirando las vistas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En cuanto a la comida, la oferta consiste en los clásicos petiscos portugueses, similares a las tapas o los platillos tan de moda últimamente. Queso, bacalao, sardinas… los clásicos de la cocina portuguesa pero elaborados con un punto innovador. El horario es ininterrumpido desde las 13h hasta la 1h, con lo que se puede pasar a comer, merendar o cenar. Es en la cena donde se ofrece el llamado ‘Menú Sorpresa’, una buena opción si eres de los que le cuesta decidirse.

Lo que está claro es que, sea por la comida, por sus originales cócteles o por la decoración, Pharmacia no deja indiferente a nadie. Al menos nosotros, ya tenemos un nuevo punto de peregrinaje en nuestras escapadas a Lisboa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s